Instagram Instagram

miércoles, 22 de marzo de 2017

Deje su Inmueble en mano de Profesionales..+ 58 04123605721

  ¿Ser un excelente
asesor inmobiliario es solo cuestión de talento? 
En red INMOBILIARIA MILAGROS FERNANDEZ estamos convencidos de que en cada
persona hay algo que la hace especial, perfecta para desempeñar su labor de
agente inmobiliario; más allá del talento. Es algo que tiene que ver con la
capacidad de aprender.
En el
día a día nos encontramos con extraordinarios comunicadores, con gran carisma,
y una capacidad innata de persuadirnos de aquello que se propone. Seguro que tú
conoces a más de uno y más de dos que cuadra en esta descripción. Por otro
lado, la capacidad de persuasión se debe entrenar. Para que os sea más
sencillo, hoy os compartimos las 12 leyes enunciadas por
Kurt Mortensen para dominar el arte de la persuasión.
La
ley de la disonancia:
 Existe una norma no escrita por la que, de forma
natural, tendemos a seguir y escuchar a aquellas personas cuyas palabras son
coherentes con sus actos.
Por
ello, debemos ser siempre coherentes en nuestro trabajo. Nunca podemos olvidar
que somos personas que trabajamos con y para personas. Y que éstas, son nuestra
razón de ser asesores inmobiliarios.
La
ley de la obligación o de la reciprocidad: 
Cuando otra
persona hace algo por nosotros, nuestra cultura suma una presión extra de
intentar devolver el favor recibido.
¿Cómo
podemos aplicar esta Ley de la persuasión al marketing inmobiliario? Veamos. Si
logramos ofrecer un servicio y asesoramiento integral a aquellas familias que
confían en nosotros para realizar una de las mayores inversiones de su vida,
estaremos trabajando no solo la imagen de la agencia, sino lo que es más
importante, tu marca personal.
La
ley de la conectividad: 
Cuando sentimos que conectamos con otra
persona, somos más proclives a ser persuadidos por ella. ¿La conexión se
aprende? En una parte sí, y aquí es donde entramos nosotros. El agente
inmobiliario debe aprender a empatizar con las personas con las que trata, y
para ello, la constancia es un importante valor.
La
ley de la validación social:
 Como seres gregarios, tendemos a
asumir como propio aquello que el grupo acepta como bueno. De ahí la importancia
de trabajar cada uno de los puntos anteriores: la coherencia nos aporta
credibilidad, la credibilidad genera confianza; la confianza es conexión; y la
conexión, recomendación.
La
ley de la escasez:
 Valoramos más las oportunidades cuando son
escasa. Saber manejar los tiempos es clave para el éxito de nuestra labor como
agentes inmobiliarios.
La
ley del envoltorio verbal:
 El lenguaje es nuestro principal
arma. Y no nos referimos únicamente al enunciado. Nuestro cuerpo es un ente en
permanente emisión de información. Por lo que cuanto más hábiles seamos en su
uso, más capacidad de persuasión seremos capaces de generar. Y para ello, nada
como emocionar. Nunca subestimes el poder de una emoción.
La
ley del contraste: 
Esta es una máximas que primero aprendemos
cuando nos enfrentamos a nuestras primeras visitas. Cuando queremos que alguien
se convenza automáticamente de que la opción que nosotros le aconsejamos es la
mejor, nada como mostrarle dos alternativas completamente distintas. Te
proponemos que tú mismo lo experimentes.  
La
ley de las expectativas:
 Lo reconozcamos o
no, no siempre somos autónomos en nuestra toma de decisiones. Lo que se espera
que hagamos sigue siendo una losa para muchos. Saber manejar estas situaciones
y generar la suficiente confianza en nuestro interlocutor es una cualidad que
debemos entrenar día a día. Solo así la venta será un éxito completo.
La
ley de la implicación: 
Sin implicación emocional del
interlocutor, no existe persuasión. Tenemos que utilizar todas nuestras armas y
las de la propiedad en venta, para emocionar al potencial comprador. Implícale
personalmente en el espacio y mantendrá el recuerdo de lo bien que se sintió en
esa que en su mente sí puede ser su hogar.
La
ley de la valoración:
 Aunque resulte
vanidoso, todos necesitamos la aceptación y el reconocimiento, al menos, de
aquellos a los que admiramos.
La
ley de la asociación:
 Nuestro cerebro es un órgano racional, y como
tal, tiende a ordenar y relacionar objetos, sentimientos y experiencias. Las
emociones surgen de la conjunción de esta parte racional con nuestra inquietud
sentimental. Si logramos que un comprador asimile racionalmente la propiedad y
la impliquemos emocionalmente, la venta estará asegurada.
La
ley del equilibrio:
 Casi podemos decir que se trata de una extensión
de la undécima ley, y la aplicación de las otras 10. En el equilibrio está la
clave. Piénsalo. Hasta en nuestra selección de compañero vital elegimos
aquellos que equilibran lo que somos.
Esperamos que con estos breves consejos te sientas animado
a trabajar día a día para mejorar el buen agente inmobiliario que ya eres.
Recuerda: todo se resume en constancia, esfuerzo, y mucha pasión. ¿Tienes tus
propias leyes? Estamos deseando conocerlas y darte voz.
Utiliza los comentarios en el blog o nuestras redes
sociales. El equipo nos hace valientes.
Más
información:
Cómo vender tu casa:
Cómo tener una franquicia inmobiliaria:
Cómo ser un asesor inmobiliario:
Linkedin: 
Descarga
nuestra aplicación móvil:
Síguenos en:

https://twitter.com/mfdineros




MAS INFORMACIÓN



Busco apartamento para Vender: 0212.4223247/04123605721: Deje su Inmueble en mano de Profesionales..0412360...:

 Venezuela, Caracas...las imágenes dice todo,

 Contrata mis servicios inmobiliaria

Entradas populares

Entrada destacada

Milagros Fernández 0212.4223247/04123605721

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...